Escuela Infantil

This post is also available in: Euskara (Euskera)

Handitzen Handitzen es una escuela infantil para niños y niñas de 0 a 3 años. Utilizamos la experimentación activa como herramienta para desarrollar las competencias propias de cada niño y niña. Contamos con la homologación del Departamento de Educación del Gobierno Vasco. 

NUESTROS ESPACIOS

GATEADORES

Este es un espacio seguro donde tratamos a los niños y niñas con especial respeto y cariño. Los materiales a disposición son elegidos cuidadosamente teniendo en cuenta el desarrollo, el momento y las necesidades de cada uno. El espacio se divide en zonas preparadas para las distintas necesidades que van observándose. En esta etapa damos especial importancia a la pedagogía de Emmi Pikler. La cual se fundamenta principalmente en dos pilares: la necesidad de apego y la necesidad de autonomía. La relación afectiva estableciada con las acompañantes debe ofrecer la seguridad suficiente para acompañar el desarrollo y por otro lado, la no intervención de la acompañante en el desarrollo de la psicomotricidad promoverá la autonomía, el desarrollo de competencias y la autoconfianza. Nos basamos en: 1. La actividad autónoma y el movimiento libre. 2. Cuidados de calidad. 3. Salud física y juego. La acompañante juega un papel importante en este proceso. Será la persona que ofrece seguridad, cercanía y respeto; respondiendo a sus necesidades con amor.

CAMINANTES

En estos espacios se reunen los niños y niñas desde el momento en el que comienzan a caminar de manera autónoma hasta los 3 años. Se trata de espacios que incitan a la exploración y a la autonomía. Están dotados de materiales adecuados a su desarrollo y que respetan su ritmo. La pedagogía de María Montessori cobra especial importancia en esta etapa. Todos los espacios, mobiliario y materiales (la mayoría naturales) están presentados en base a las características de los niños y niñas. Procuramos así minimizar la intervención del adulto y aplicar la frase de Montessori que resume su filosofía "déjame hacerlo por mi mismo/a". Puesto que la naturaleza es otro de nuestros pilares, no podemos obviar la pedagogía Waldorf. Los materiales ofrecidos están diseñados para crear experiencias relacionadas con la tierra y sus elementos. Crear experiencias que sirvan de conductoras del aprendizaje. La filosofía Reggio Emilia es otra de las claves. La pedagogía del asombro se basa en que el aprendizaje surge de la emoción y el asombro; de la diversión. Por ello tenemos un espacio abierto preparado para la experimentación en todo momento. El niño y la niña son seres completos con inteligencia, sentimientos y necesidades, intereses propios y ganas de aprender, explorar y experimentar. Las acompañantes realizan observaciones profundas de cada niño y niña, procuran crear un apego seguro y ofrecer a cada uno las actividades adecuadas. Procurará crear las condiciones adecuadas para que cada cual consiga explorar su máximo potencial.

Sala de psicomotricidad

En este espacio trabajaremos con la psicomotricidad gruesa: piernas, brazos, cabeza... Un espacio donde trabajar el cuerpo y los movimientos amplios. La psicomotricidad ofrece: · Desarrollo de la percepción del espacio y el tiempo. · Desarrollo del simbolismo. · Desarrollo de la lecto-escritura. Objetivos del espacio: · Conocimiento del cuerpo. · Equilibrio. · Ordenación del esquema corporal. · Orientación del espacio. · Estructuración adecuada del espacio-tiempo.

Sala de experimentación

Espacio preparado para que los niños y niñas puedan experimentar en esa etapa de manera autónoma con todo lo que tienen a su alcance. Mediante estos procesos marcamos como objetivo conocer el mundo que nos rodea. En estas edades ofrecer estímulos que fomenten el desarrollo del esquema espacial y el desarrollo cognitivo es fundamental. Utilizan todos los sentidos en ese aprendizaje: el tacto, la vista, el oído, el olfato, el gusto... Reconocen el mundo de manera manipulativa y este espacio estará siempre preparado para acoger las necesidades de cada uno.

Sala de descanso

El sueño y la necesidad de descanso es distinto en cada persona y consideramos indispensable el respeto al mismo. Este espacio es adecuado para el descanso. 

Procuramos ofrecer un espacio cálido en el que sentirse como en casa y dormirse tranquilo respetando las necesidades de cada uno: chupete, manta, muñeco, en brazos o porteado....

Las camas se situan en el suelo para fomentar la autonomía. 

Mucho más que un comedor

Entendemos este espacio como un espacio de aprendizaje donde entender y trabajar lo que ocurre mientras comemos. 

El momento en el que nos alimentamos no es un momento aislado, no es un momento en el que solamente comemos. Trabajamos la autonomía, la autoestima, las habilidades sociales, la salud... 

Adultos y pequeños formamos una familia y por eso tratamos las comidas como espacios familiares donde nos alimentamos mientras creamos vínculos.